Català / Castellano / English
AMIC NOTÍCIES SERVEIS ÀREA DIGITAL ÀREA PAPER MITJANS ASSOCIATS ÀREA CONEIXEMENT ÀREA RSC CONTACTE
CODIGO DEONTOLÓGICO
Preámbulo

Este código de normas deontológicas de las publicaciones de prensa gratuita ha sido compilado por la Asociación de Medios de Información y Comunicación con el compromiso de adoptarlo como norma de trabajo en el ámbito de todas las cabeceras asociadas y de todos los que intervienen en estas publicaciones (anunciantes, agencias de publicidad, diseñadores, proveedores y otros) con la finalidad de:

- Fomentar unas buenas relaciones y una competencia leal entre las publicaciones que se dedican a la prensa gratuita y medios digitales, tanto entre ellas mismas como en relación con otros medios publicitarios y periodísticos que concurren.

- Fomentar un aumento del sentido de la responsabilidad hacia los lectores, en tanto que posibles consumidores de los productos o servicios que se publicitan y sobre los que se difunde información.

- Contrarrestar los posibles abusos de la publicidad cuando ésta no sea conforme a las normas y costumbres establecidas.

- Cohesionar el sector de la prensa gratuita y potenciar la vía del asociacionismo para conseguir los objetivos de este sector.

Serán responsables de observar estas reglas:

- El anunciante al que se hagan los anuncios.
- Los publicistas o las personas que creen o realicen el anuncio.
- El medio o soporte que publique o distribuya el anuncio o el artículo.
- Los periodistas o las personas que redacten la noticia o el artículo.

En relación a la actividad periodística

Este no es un código de periodistas, para que la asociación acepte cumplir el contenido de su código deontológico, ni de publicistas, porque este sector también tiene normas específicas. Se trata de un código propio destinado a un tipo de publicaciones en que se combinan las tres actividades: editora, periodística y publicitaria.

Con el objetivo de conseguir unas prácticas fluidas y evitar conflictos con el resto de colectivos habrá que tener en cuenta los siguientes criterios:

- La libertad de expresión y el derecho de información son derechos fundamentales reconocidos en la Constitución Española. Estos derechos prevalecerán siempre que no entren en contradicción con el respeto a la intimidad de las personas.

- Estas publicaciones, y los periodistas que trabajen, guardarán el secreto profesional, respetando las fuentes de información y las confidencias. No revelarán los nombres de los informantes salvo autorización judicial.

- Se prohíben las calumnias, las acusaciones, las difamaciones, las injurias y los plagios.

- Estas publicaciones están obligadas a rectificar lo antes posible cualquier información errónea o inexacta, así como conceder el derecho de réplica, rectificación o respuesta a toda persona que lo solicite.

- Los periodistas y editores salvaguardarán el derecho natural que tiene toda persona a su intimidad, vida privada, personal y familiar.

- El derecho a la libertad de información y de expresión del periodista comprende también el derecho al comentario y a la crítica.

- Los periodistas y las publicaciones no mostrarán ninguna discriminación entre personas por razón de raza, color, sexo, religión, opinión pública, origen nacional, etc. Se mantendrá siempre el respeto constitucional a la presunción de inocencia.

- En el ejercicio de su profesión, los periodistas no podrán hacer publicidad ni propaganda de ninguna actividad relacionada con intereses personales o comerciales.

- En el redactado de los artículos se respetará el derecho de autor y se mencionarán las fuentes de información. El periodista es responsable moral de todo lo que publica.

- Siempre que sea posible, el periodista deberá comprobar la veracidad de sus fuentes de información. Las noticias, informes y rumores sin confirmar deberán presentarse claramente como tales. El periodista debe dejar clara la distinción entre lo que es noticia y lo que es su comentario (opinión o interpretación) para evitar su confusión.

En relación a la actividad publicitaria

La publicidad es un instrumento a disposición de los anunciantes-vendedores para despertar el interés por sus productos y servicios. En este proceso, algunas prácticas del vendedor pueden, a veces, oponerse a los legítimos intereses de la comunidad. En los casos en que haya un conflicto de intereses, deben protegerse primero los intereses del público para conseguir su confianza.

La publicidad tiene una responsabilidad hacia el consumidor. Entendemos que el éxito de la publicidad depende de la confianza del público y no se permitirán las prácticas publicitarias que puedan disminuir esa confianza. A tal efecto se establecen tres tipos de reglas:

1. Reglas de conducta hacia el consumidor

-La publicidad debe decir la verdad y evitar distorsionar los hechos o desorientar a la opinión pública a través de insinuaciones u omisiones. Para ello se basa en el respeto hacia la Ley General de la Publicidad, el código de la AAP y otros códigos internacionales y nacionales que se puedan publicar sobre normas de la práctica publicitaria. Hay que evitar también las exageraciones que conduzcan a la decepción de los consumidores, prestando especial atención a los productos médicos y sanitarios. Se debe plantear una publicidad que respete el contenido de las leyes, la moral y el sentido ético.

-Los anuncios no deben aprovecharse de la superstición ni de la credibilidad del público. Este tipo de anuncios pueden suponer un desprestigio tanto para la publicidad como para los anunciantes y las publicaciones. En este sentido, las cabeceras se obligan a respetar la Ley de Consumidores y Usuarios.

- Se prohíbe el uso de la publicidad ilícita, desleal y engañosa, de conformidad con lo establecido en las leyes y directivas de la Unión Europea.

2. Reglas de conducta entre los publicistas

- No deben utilizarse métodos publicitarios que puedan crear confusión en la mente del consumidor entre los diversos productos y servicios: la imitación de la marca o del nombre del competidor, de su embalaje o las etiquetas de los métodos publicitarios como ilustraciones, textos, escenarios o eslóganes, etc.

- No se permitirán referencias que desacrediten cualquier producto, firma ni servicio, ya que se trata de velar por una libre competencia en equilibrio.

3. Para agencias y medios publicitarios

- Las publicaciones asociadas se obligan a una total transparencia en cuanto a tarifas, tirada y difusión de cara a los órganos de dirección de la asociación para que haya una información objetiva que permita definir unos objetivos conjuntos.

- Los editores, anunciantes, agencias de publicidad, medios, revistas, periodistas y colaboradores deben evitar desacreditar a sus competidores con el objetivo de fomentar unas buenas relaciones con todos aquellos con quienes entran en contacto por pertenecer al mismo sector de la comunicación (anunciantes, agencias de publicidad y centrales de compra).

- Las tarifas publicitarias de las revistas asociadas serán publicadas de manera clara y completa, así como los descuentos aplicables a las diversas clasificaciones de la publicidad, que se deberán observar de manera estricta. Cada cabecera es responsable de la veracidad de los datos que difunda.

- Los asociados se obligan a reconocer los datos de difusión de sus publicaciones y a ofrecer pruebas de estas cifras. Este hecho les obliga a ser auditados por un organismo acreditado como la Oficina de Publicaciones, SA (Antigua OJD)

- Las publicaciones asociadas se obligan a no realizar actos de competencia desleal entre ellas, y se comprometen a colaborar con la asociación para conseguir el máximo de objetivos comunes y contribuir a fomentar un clima de confianza entre ellas.

- Las publicaciones asociadas respetarán la propiedad intelectual y autoría de las creaciones periodísticas, fotográficas, publicitarias, de diseño, etc., Como muestra de respeto hacia los creadores como también porque el plagio puede inducir a error al público, lo que supone un perjuicio para el anunciante.

- Las publicaciones se obligan a un estricto cumplimiento de la legislación vigente en los temas que les afecten de manera directa.

El cumplimiento de este código asumido por las entidades, empresas editoras y cabeceras integrantes de la asociación, y a tal fin se establece la creación de un consejo supervisor que velará por el cumplimiento de los principios y criterios de ética profesional contenidos en el presente Código Deontológico.

Este Código Deontológico fue aprobado en Girona el 1 de abril de 2000.

AMIC - Codi Deontològic - Avís legal - RSS

Gran Via de les Corts Catalanes, 610 1r 2a - 08007 Barcelona
Tel. 93.452.73.71 - Fax 93.452.73.72 - info@amic.media
AMIC Illes Balears
Amb el suport del:
Amb la col·laboració de:
[Web creada per Duma Interactiva]